Bubu no es un gato cualquiera

BUBU

 

Bubu nació hace 12 años en una granja. No sé si tuvo más o menos suerte que sus demás hermanos gatunos. Simplemente Él fue el elegido.

Su pelo negro brillante y sus ojos color miel nos enamoraron rápidamente. Al principio él no se dejaba coger. No nos conocía y no se fiaba de nosotros, claro. Pero poco a poco, tras varios días viéndonos, cogió confianza y pensó que no éramos tan malos humanos.

Finalmente se vino a casa y desde el primer momento que empezó a vivir con nosotros supo ganarse su espacio en nuestro corazón.

Dos años después, Bubu se convirtió en el hermano mayor. Pero no de otro gato, sino de un bebé humano, Mateo. Durante algunos años, ese niño pequeño no le daba mucha confianza porque se movía muy rápido, saltaba, corría… y Bubu se asustaba. Pero, al igual que hizo con nosotros, acabó dándose cuenta que su hermano humano también es una buena persona.

Bubu y Mateo son inseparables. Ven juntos la tele, duermen juntos, le gusta acurrucarse y ronronear a su lado. Incluso anima a Mateo con los deberes y los exámenes, sentándose a su lado mientras estudia.

Bubu disfruta muchísimo tumbándose en el césped calentado por el sol. ¡Menudas siestas se echa! Y cuando se despierta, te mira y te habla con sus maullidos, pidiéndote mimos.

Sin lugar a dudas, somos una familia de cuatro y todo el amor que le damos nos lo devuelve con ronroneos, miradas y maulliditos.

VANESSA LóPEZ MORALES @mamameleesuncuento

El amor que yo tengo a los animales es algo innato. En mi familia no ha habido muchas mascotas peludas. A mis padres no les gustaba tener perros o gatos. Pero yo de vez en cuando intentaba colar alguno, jejeje. Aunque no me dejaban pasarlo más allá de la cochera. 
Siempre me han provocado mucha ternura sobre todo los felinos (de todos los tamaños!).
Recuerdo una vez que tuvimos una gata. Yo tendría 10 años más o menos.
Como digo, la gata «vivía» en la cochera y de repente una noche, de madrugada, empezó a maullar muy fuerte, como desesperada… 
Yo me desperté y en pijama y zapatillas bajé para ver qué le ocurría. No entendía nada… la gata estaba bien…. sólo quería mimos. Le acariciaba y dejaba de maullar…. así estuve un buen rato hasta que llegó mi madre y me mandó para la cama.
 
Al día siguiente nos dijeron que la gata estaba con el celo…
 
Bubu llegó a nuestras vidas hace ya 13 años. Ha compartido con nosotros varias casas, mudanzas, viajes y un sinfín de penas y alegrías. 
 
Las malas lenguas dicen que los gatos son independientes. Pero ya estamos aquí nosotros para desmentir ese mito.
No os imagináis lo que es llegar a casa y tenerle detrás de la puerta esperándote. Sentarte en el sofá y venir rápido a tu lado para que le rasques la barriga. Irse a la cama con su hermano humano y no salir de ahí hasta que éste no se duerme. Escuchar sus maullidos de regañina cuando se ha quedado solo un fin de semana…
 
Hace algunas semanas estuvo muy malito. Pensábamos que había llegado su momento final… En esos días pudimos sentir el dolor de la pérdida de alguien a quien quieres mucho. Dolía mucho pensar que nos quedaríamos sin todos esos ronroneos, sin todos esos maullidos matutinos cuando te pide que te levantes…
 
¡Cómo le hablaba el hermano humano pidiéndole que no se podía morir! ¡Cómo nos miraba con esos ojos color miel!…
Por suerte, parece que es verdad que los gatos tienen siete vidas. Porque gracias a eso y a nuestra veterinaria, pudo curarse y hoy sigue con nosotros.
 
En definitiva, Bubu no es un gato cualquiera. Es nuestro gato; un miembro más de nuestra familia. Y esperamos poder seguir disfrutando de él y con él durante otras tantas vidas más.
 
Últimas entradas

FRANKY EL SUPER PERRITO

FRANKY EL SUPER PERRITO @franky_elangelsobreruedas Érase una vez un perrito paralítico  que cuando la gente lo veía por la calle siempre decía:

Leer más »
patron decorativo la galga ilustrada

Suscríbete a la revista

Conoce y colecciona historias increibles y emocionantes que nuestra gran comunidad formada por Animal lovers para Animal lovers como tú o forma parte de la revista enviando tu historia a